Juego de cartas: «Virus!»

 

Virus!
Jugadores: 2-6
Duración de la partida: 20 minutos

+8 años

En el hospital Nuestra Señora de Tranjis, los novatos del laboratorio se dan cuenta demasiado tarde de que los brotes de virus experimentales han salido de los contenedores de muestras y se están difundiendo por todo el hospital…

Nuestra misión consiste en enfrentarnos a la pandemia y ser los primeros en erradicar el virus, aislando un cuerpo con cuatro órganos sanos de diferentes colores.

El juego contiene 68 cartas más dos cartas personalizables.

En su turno, el jugador tiene que usar una de las cartas de su mano:

  • Órganos (con símbolos de corazón en las esquinas).
  • Virus (con símbolos de un virus).
  • Vacunas (con símbolos de un medicamento).
  • Cartas especiales: realizan distintas acciones.

Si un jugador tiene un órgano entre sus cartas, lo coloca en la mesa en frente a sí para indicar a los demás que añade ese órgano a su cuerpo. Todos los órganos tienen que tener un color diferente.

Si una de nuestras cartas es un virus, podemos usarla para infectar el órgano de otro jugador. Para hacerlo, el virus tiene que ser del mismo color que el órgano. Si colocamos un virus sobre un órgano ya infectado, lo destruimos.

Si tenemos un carta que representa una vacuna, podemos usarlo en uno de nuestros órganos para protegerlo de los virus de nuestros contrincantes, de forma preventiva o como cura. En este caso también las cartas de la vacuna y el órgano tendrán que ser del mismo color.

Si colocamos dos vacunas sobre el mismo órgano, se vuelve inmune: ya no podrá infectarse ni ser destruido.

Hay órganos, virus y vacunas multicolor que se pueden usar como comodines.

Las cartas especiales permiten efectuar acciones concretas, según el símbolo que aparece en ellas: robar un órgano, trasladar nuestro virus al órgano de otro jugador, cambiar el cuerpo, etc.

Existe una expansión del juego, compuesta por 33 cartas, en las cuales hay nuevos tipos de cartas que permiten más acciones y más posibilidades. Incluye virus evolucionados y vacunas experimentales, una versión “superior” de los virus y vacunas estándar. La particularidad es que un virus evolucionado solo puede ser destruido por una medicina experimental y viceversa.

También hay nuevas cartas especiales, como el traje de protección que sirve para detener el ataque contra uno de nuestros órganos, o la carta de la cuarentena y de las horas extras.

Una de las novedades más ingeniosa de la expansión es la presencia de un órgano biónico, un brazo, que no puede ser afectado por virus ni necesita vacunas. Siempre cuenta como órgano sano.

Un juego divertido, con reglas sencillas, económico. Además su formato permite llevarlo a cualquier lugar. Es un juego de estrategia con una buena componente de azar. La expansión también es muy recomendable porque, no solo añade variables, sino que agiliza el juego.

 

Si te gusta y quieres comprarlo online en una web de confianza, lo encuentras AQUÍ.