Reseña: «El muro»

El muro
Javier García Sobrino (Autor), Nathalie Novi (Ilustradora)
Editorial Juventud

+7 años

Desde hace algún tiempo, los elefantes de orejas 
pequeñas y los
elefantes de orejas grandes se miran unos 
a otros de forma un tanto
extraña e inquietante.
 
 
En el Valle del Okavango, por culpa de una larga sequía, cada vez es más complicado encontrar comida. Los elefantes de orejas pequeñas, convencidos de que la culpa es de los elefantes de orejas grandes que comen su comida, deciden así construir un muro de enormes troncos para defender su tierra y su alimento en el valle donde convivían.

Cuando los elefantes de orejas grandes quieren pasar al otro lado para comer, no pueden. Consideran la construcción del muro una gran injusticia.
La construcción del muro tiene efectos negativos para todos los animales de la sabana: familias separadas, poco espacio para moverse, imposibilidad de bañarse en la charca. Solo los elefantes de orejas pequeñas están satisfechos de la nueva situación.
Al llegar la temporada de lluvias, el valle de Okavango empieza a inundarse por culpa del muro. Cuando los elefantes de orejas pequeñas se dan cuenta del peligro que todos corrían, intentan derribar el muro pero se dan cuenta de que solos no pueden conseguirlo.
Afortunadamente los elefantes de orejas grandes, al oír las peticiones de ayuda, acuden rápidamente y, juntos, consiguen derribar el muro.

En el valle vuelve la calma y la armonía, aunque los elefantes de colmillo largo están empezando a mirar con recelo a…

Una bonita fábula sobre prejuicios y fronteras, un relato que, hoy más que nunca, es extremadamente actual, debido al proliferar de muros más o menos tangibles, sobre todo en las fronteras de Europa y de EEUU.
La sabana es una alegoría del mundo así como los seres humanos lo hemos plasmado, en el que prima el egoísmo y el interés personal. Este álbum, homenaje de Javier Sobrino a «Tsuk tsuk«, de su amigo David McKee, ayuda a l@s niñ@s a reflexionar sobre la naturaleza intrínseca de la humanidad y las normas de convivencia.
El final abierto nos enseña los peligros que conllevan ideas como estas: es muy fácil que otros quieran llevarle a la práctica.
Un canto a la convivencia y a la resolución pacífica de los conflictos, y una dura condena a la inútil y dañina presencia de barreras, en un planeta que deberíamos considerar la casa de todos.

Una buena ocasión para hablar a l@s niñ@s de inmigración, de miedos y de la importancia de colaborar para realizar un objetivo.Las ilustraciones, realizadas con pintura acrílica, nos sorprenden por su excepcional variedad cromática y esos animales de colores variados (elefantes rojos, cebras verdes y monos dorados).

Por cada ejemplar vendido, la editorial Juventud dona 50 céntimos a la ONG
Proactiva Open Arms por la gran tarea que están realizando salvando
vidas en las costas griegas.
Si te gusta y quieres comprarlo online en una web de confianza, lo encuentras AQUÍ.  

28 opiniones en “Reseña: «El muro»”

Comentarios cerrados.