Nos sumamos a la campaña «A contramarcha: ni un peque más en peligro»

Cuando se habla de sistemas de retención infantil (SRI), según la ley que entró en vigor el pasado mes de octubre de 2015, la sillas «a contramarcha» (ACM) son obligatorias solo para los grupos 0 y 0+ (que llegan respectivamente hasta los 10 kg y los 13 kg).
Sigue leyendo...