Reseña: «Yo voy conmigo»

Yo voy conmigo
Raquel Díaz Reguera
Thule Ediciones

+6 años

La protagonista de este álbum es una muchacha cuya vida gira alrededor de Martín, el chico del cual está enamorada.

Él no le presta atención y nuestra protagonista, para conseguir que él se fije en ella, acabará cediendo y poniendo en práctica los consejos de sus amigos.

Renunciará así a recogerse el pelo, con la esperanza de que a Martín le guste el pelo suelto, se quitará las gafas, dejará de sonreír, ocultará sus pecas. Poquito a poco irá disimulando y modificando las características más llamativas de su apariencia, sin darse cuenta de que reflejaban algo más profundo.
Hasta que un día, por amor, llega a renunciar a sus alas e incluso los pájaros que suelen voletear por su cabeza desaparecen: en ese momento se mira y ya no se reconoce.
Es a este punto que se da cuenta de que ya no le importa que Martín la mira ella si ella misma no consigue verse. Se irá así reapropiando de sus gafas, de su sonrisa, de esas canciones que le encanta canturrear y de sus sueños, volviendo a ser ella misma.
Muy a menudo damos mucha, diría demasiada, importancia a la opinión que los demás tienen de nosotros y, para gustarles, acabamos modificando nuestra propia personalidad.
Y si eso nos pasa a l@s adult@s, en niñ@s y adolescentes la tendencia es aún más marcada, ya que están en una etapa en la que necesitan sentirse parte del grupo. Acaban así no solo ocultando rasgos de su carácter que se diferencien de lo que está aceptado por su grupo, sino que llegan incluso a perder su identidad en uno de los momentos más importantes: cuando se está definiendo con mayor exactitud.

 

La simpática protagonista de este álbum ilustrado va renunciando a todo lo que la diferencia de los demás, lo que de ella llama la atención y que la sociedad podría incluso definir «raro». Desaparecen sus gafas, sus pecas, su eterna sonrisa, sus coletas para que pueda uniformarse a los demás. Pero, las que parecían simples características físicas o estéticas, en realidad tenían una base más profunda, eran expresión de su forma de ser: alegre, desenfadada, soñadora. Renunciando a ellas, estaba renunciando a su personalidad.

Al final de su viaje interior, entenderá que renunciar a su esencia implicaría renunciar a la posibilidad de ser feliz. Sus alas, sus pecas y sus gafas son parte de ella.

 Mis alas son iguales
a las de los pájaros
de mi cabeza.
Ahora sé
que yo voy conmigo
y me miro y me veo.
Tengo alas.

Y la autora nos lanza una pregunta que tod@s deberíamos hacernos: ¿de verdad merece la pena cambiar nuestra forma de ser para gustar a l@s demás?
Las ilustraciones de Raquel Díaz Reguera, siempre tan bellas y expresivas, acompañan la evolución de la protagonista, y van perdiendo color a medida que ella va perdiendo sus características. Una vez más Raquel Díaz Reguera ha sido capaz de crear un personaje con el cual es imposible no empatizar desde el principio.
Un libro ideal para trabajar la autoestima que es la base para que nuestr@s niñ@s sean felices y se conviertan en adolescentes, y luego adult@s, con una personalidad sana y equilibrada. Es importante que cada uno/a valore su forma de ser y se quiera a sí mismo/a, para ser así capaz de tener el control sobre su vida y sus acciones, sin dejarse anular por la masificación.
Un álbum que habla también de amor y que nos hace reflexionar sobre las cosas a las cuales estamos dispuest@s a renunciar para conseguirlo. ¿Hasta qué punto merece la pena «conquistar» a alguien que no nos quiere por lo que somos?
Una buena autoestima además es fundamental para evitar casos de bullying y, más en general de abuso, desde los más evidentes a los más ocultos.

 

Si te gusta y quieres comprarlo online en una web de confianza, lo encuentras AQUÍ.

64 opiniones en “Reseña: «Yo voy conmigo»”

Comentarios cerrados.