Hacia un hogar más sostenible (menos plástico, menos tóxicos)

En casa estamos efectuando pequeños cambios para reducir nuestra huella ecológica, sobre todo limitando los envases de plástico de un solo uso.

Empezamos por las botellas y bolsas reutilizables, pero poquito a poco hemos ido añadiendo más productos, sobre todo para la cocina y la higiene personal. También tenemos siempre en cuenta de que no contengan sustancias tóxicas, sobre todo por los niños.

Por lo que se refiere a la ropa, para evitar la liberación de microplásticos, optamos por ropa de algodón orgánico y lino.

Hemos creado un listado donde puedes consultar todos los productos que usamos y que iremos atualizando a medida que descubramos y probamos nuevos productos recomendables.

 

Pack de 10 bolsas de algodón. Resistentes, reutilizables y reciclables. Las asas largas permiten colgarlas del hombro, repartiendo mejor el peso.

 

 

Diez bolsas de malla de algodón en tres diferentes tañanos. Biodegradables, ligeras y lavables. Las usamos para cuando compramos la fruta y la verdura a granel.

 

 Sirve para almacenar alimentos y funciona como un film plástico pero es natural, lavable, reutilizable y compostable.

 

Juego de 2 láminas de horno de silicona antiadherente para un horneado fácil y cómodo. No requiere aceite, spray de cocinar o papel de horno. Se puede meter en el horno hasta aprox. 250 ºC.

 

 

Set de 3 recipientes en fibra de bambú, un material seguro, no tóxico, ecológico, biodegradable y respetuoso con el medio ambiente. Lavable en el lavavajillas.

 

Las pajitas de bambú son 100% biodegradables, al estar hechas de bambú orgánico. Se pueden reutilizar muchas veces, tras limpiarlas con el cepillo suministrado. También las hay plegables, de acero, perfectas para llevarlas en el bolso.

 

En momentos puntuales usamos vajilla de usar y tirar. Estos platos están hechos de las fibras residuales de la caña de azúcar, una materia prima renovable, libre de plástico, sin aditivos químicos y compostable. También hay vasos y cubiertos biodegradables.

 

Una alternativas a las esponjas que contienen plástico (y sueltan microplástico): cepillo con mango de madera de haya y cerdas de fibra vegetal.

 

 

Botella de acero inoxidable resistente a la oxidación y de grado alimenticio. Mantiene las bebidas frías hasta 24 horas y las calientes hasta 12 horas.

 

Toallas de fibra de bambú, naturalmente resistente a las bacterias y muy absorbente.

 

Precio: EUR 135,09
Precio recomendado: EUR 204,00
 Pañales de tela con interior en bambú. De 3 a 16 kg.

 

Bañador pañal reutilizable con forro de algodón. Disponible en distintas tallas y estampados.

 

Precio: EUR 15,44
Precio recomendado: EUR 16,80
Pack de 10 toallitas de bambú de 18 x 14cm en colores pastel y una bolsa impermeable para transportarlas más fácilmente.

 

Para momentos puntuales (sobre todo cuando nos vamos de viaje) las toallitas desechables son indispensables. Usamos estas, biodegradables y sin plástico.

 

Una alternativa económica y ecológica al uso de otros productos desechables, ya que su resistencia permite utilizarla durante 10 años. 

 

Como alternativa (o complemento) a la copa menstrual, hay compresas de tela reutilizables. Estas son de algodón, no contienen productos químicos tóxicos, PVC ni formaldehído; además pueden ser lavadas a 90° C.

 

En lugar de las cuchillas de usar y tirar, una depiladora eléctrica (con accesorios) de buena calidad puede durar muchos años.

 

Almohadillas de eliminación de maquillaje reutilizables hechas de fibra de bambú, lo que le permite eliminar de manera suave y efectiva todo su maquillaje y son ideales para pieles sensibles.

 

Desodorante sin aluminio y en tubo de papel.

 

El mango de estos cepillos de dientes está hecho de madera de bambú 100% renovable; las cerdas, realizadas con recursos renovables, libres de BPA, son 95% biodegradables.

 

Jabón con 12% de aceite de bayas de laurel y 88% de aceite de oliva. No contiene tensioactivos nocivos para la piel y el medio ambiente. Apto para todas las pieles, incluso de los niños, al contener una baja cantidad de laurel.

 

Jabón ecológico de frambuesa y ortiga.

 

  Champú sólido de larga duración sin sustancias tóxica y sin plástico. De la misma marca hay mucha variedad, según el tipo de cabello.

 

Bolsas para jabón en sisal natural de cultivo sostenible. Gracias a las fibras naturales de sisal se crea un efecto exfoliante suave y respetuoso con la piel. Se puede dejar el jabón a secar dentro de la bolsita.

 

Detergente para la ropa libre de origen natural, no tóxico, no alergénico, totalmente biodegradable. 1 kg dura para 330 lavados.

 

Efecto blanqueante, perfecto para lavar a 40º.

 

En lugar del suavizante y para quitar la cal, usamos vinagre. Este en concreto, contiene también limón. No es tóxico ni contiene químicos dañinos ni ácido acético industrial.

 

Mopa a vapor que limpia en profundidad cualquier tipo de suelo duro y alfombras de pelo corto, matando el 99,9% de las bacterias sólo con agua, sin utilizar producots químicos. 

 

Arena para gatos ecológica, hecha de fibras vegetales, compostable y biodegradable.

 

Lápices fluorecentes en sustitución de los subrayadores de plástico.

 

Juego de lápices compuesto por 8 lápices de madera y grafito sin plomo con cápsulas que contienen semillas de hierbas, flores o verduras (por ejemplo, caléndula, salvia, tomillo, olario).

 

Lámpara que recoge la energía solar durante el día y la almacena en una batería integrada. Con interruptor. Puede utilizarse como lámpara con una capacidad lumínica de hasta 12 horas. También recargable a través de USB.

 

Incluye 4 baterías AA y 4 baterías AAA, además del cargador.